¿Es Donald Trump un Cisne Negro?

Si te ha gustado, compártelo...Share on Facebook9Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn10Email this to someone

Situando el contexto

Donald Trump, el magnate millonario que acaba de ser elegido presidente de los EEUU, lo ha sido contra todo pronóstico y con las encuestas en contra.

A lo largo de todo el proceso de primarias y la campaña presidencial, su candidatura se ha visto ninguneada desde la prensa y los artículos y encuestas de opinión, hasta el punto de no reconocer nunca que podría vencer. El argumentario fue que ese suceso era improbable, que el “stablishment” no lo permitiría.

Cuando el miércoles 9 de Noviembre, desayuné con la noticia de que Donald Trump había ganado las elecciones en EEUU, sinceramente tuve una sensación de estupor.

El estupor no fue porque esté de acuerdo o no con su perfil o sus ideales, la sensación de estupor fue porque en principio era imposible que ganara. No estaba contemplado, y yo concretamente me lo creí.

Carrera presidencial Trump-Clinton
Elecciones presidencia EEUU

¿Cuáles podrían ser las consecuencias no ya para EEUU, si no para el resto del mundo, de que Trump haya ganado las elecciones?

De momento es algo difícil de saber, pero solo una cosa es cierta, cuando tome posesión del cargo será la persona con más capacidad de alterar la vida del resto de ciudadanos del planeta.

Por otra parte, el perfil de Donald Trump, al menos el que ha desplegado durante toda su campaña, no ayuda a la hora de prever el futuro…

¿Podría ser este suceso un cisne negro? En mi opinión podría, aunque una de las condiciones para que lo sea, es que el suceso haya pasado y se vean con retrospectiva sus consecuencias. Para bien o para mal, aún no las hemos vivido!

Complejidad e incertidumbre

Hace ya varios artículos de este blog, venimos hablando de la complejidad creciente del mundo en que vivimos, por ejemplo os enlazo este “Comprender un mundo no lineal”, en el que se habla de la dificultad de explicar y comprender el mundo real.

Seguidamente pongo un extracto:

En el mundo real, cuando se estudia un fenómeno y de forma sistémica se considera como un todo, son mayoría los fenómenos que están llenos de interacciones, conexiones, comunicaciones e influencias entre multitud de sus partes y elementos.

En el mundo no lineal, es decir, en la mayoría de los fenómenos naturales, económicos y sociales, las realimentaciones causales son generalizadas, así como multitud son los casos donde no es posible aislar y reducir el fenómeno para hacer un estudio lineal del mismo. 

Incertidumbre - Complejidad
El poder de las previsiones?

Como se expresa en el extracto, son mayoría los fenómenos del mundo natural donde la cantidad de conexiones entre la multitud de elementos, así como las interacciones entre ellos doten sus entornos de una complejidad que es difícil de manejar.

Este complejidad genera incertidumbre a la hora de interpretar los fenómenos a lo largo del tiempo, sobre todo, interpretarlos en una proyección futura, es decir, una vez estudiado un fenómeno, prever cómo se comportará en el futuro. Por ejemplo predecir el tiempo, las tendencias económicas, los indicadores de bolsa, la sociedad, etc.

¿Porqué la complejidad conlleva incertidumbre?, ¿qué es la incertidumbre? Según la R.A.E, Incertidumbre: “Falta de certidumbre, o certeza”.

Para intentar contestar a esta cuestión me voy a arriesgar con dos argumento:

  1. El concepto de Cisne Negro.
  2. La Teoría del Caos

Si os parece, de momento dejamos estas cuestiones y vamos a leer una pequeña historia sobre Venancio de la Losa. Aprovecho y mientras abrimos el cuento lanzo otra pregunta: ¿Cuál es el poder de las previsiones?

El erudito De la Losa

Venancio De la Losa… erudito y filósofo, había dedicado gran parte de su vida, como le gustaba decir a él, al intento de comprender el funcionamiento del mundo.

Durante su trayectoria profesional, Venancio había conseguido una gran reputación como probabilista y consultor, también como experto en sistemas. Se dedicaba a la paradoja de hacer estimaciones y previsiones en muchos ámbitos, aunque decididamente, no creía en el poder de las previsiones!

Había trabajado en bolsa, como analista en varios bancos, así mismo había tenido clientes de varios ámbitos, constructoras, operadoras de grandes infraestructuras, sector público, etc. En definitiva, Venancio ayudaba a tomar decisiones.

– Algún día fallaré estrepitosamente,  decía constantemente. – El mundo es muy complejo, y prever el futuro siempre se hace cruzando los dedos.

Saray, la nieta de Venancio que estaba en edad de preguntarlo todo, un día se acercó y le dijo que siempre que lo veía estaba leyendo o trabajando en su despacho.

– ¿A qué te dedicas abuelo? le preguntó la niña.

El abuelo se quitó las gafas, pensó que era el momento de contarle a su nieta muchas cosas que a él le habían tenido subyugado desde la misma edad que ella tenía ahora.

Venancio le dijo: Me dedico a ayudar a que otras personas tomen buenas decisiones.

– ¿Y eso cómo lo haces?

– No es sencillo, en unos casos, primero intento entender cómo funciona el “mundo” y con ese conocimiento que he adquirido, después se lo explico a otras personas que necesitan saber cosas concretas, acorde a intereses que tienen.

– Abuelo, pero eso no es difícil, primero aprendes y luego lo enseñas.

– Ummm… no es sencillo hija, el mundo es complejo. Además, muchas veces me piden que explique lo que va a suceder, y eso en un mundo tan complejo…

– ¿Lo que va a pasar?, ufff, eso sí que es difícil..!, eso ¿sería como la Bruja Avería con su bola? Las bolas son magia y las brujas y la magia no existen. Dime abuelo, ¿cómo haces eso?

– Hija, como te dije, no es sencillo, lo intento hacer primero en base a la comprensión de las cosas, y segundo, desde esa comprensión intento prever lo que pasaría con esas cosas en el futuro.

Incerticumbre
Información parcial e incompleta

Por ejemplo, tú con tu paga compras todos los domingos chuches en la tienda de la esquina, pero un día te gustaría saber si con esa paga podrás comprar siempre la misma cantidad de chuches. Y vas y me lo preguntas a mí.

– Es verdad, ¿y eso lo sabes?

– No, no lo sé, pero lo estudiaría. Miraría muchos domingos anteriores y ver si siempre habían tenido el mismo precio, o bien hubiera variado. Estudiaría esa variación e intentaría prever lo que pasaría en los domingos siguientes. Además intentaría conocer cómo funciona el tema de los precios de las chuches en esa tienda.

Pero hija, todo esto tiene muchas limitaciones, por mucho que estudie el mundo, éste  es muy complejo y difícil de comprender, yo siempre lo entenderé desde mi ojos y mente, pero el mundo también es como tú lo ves, y como lo ve la muchacha que te vende las chuches. Entre todos hacemos este mundo real y sus leyes de comportamiento.

Por otra parte, siempre habrá más cosas que no conocemos, que aquellas que sí conocemos. Esto ya no tiene que ver con que yo entienda el mundo de una forma diferente a ti, esto significa que ni tu ni yo sabemos todas las posibles cosas que pueden suceder. ¿Lo entiendes?.

– Huy..! No lo sé abuelo. Ahora tu trabajo sí me parece difícil.

– Te lo dije, para que lo entiendas un poco mejor te voy a contar dos cuentos cortitos que tienen que ver con las dos cosas que te he dicho. Estos cuentos son:

  • La fábula de los seis ciegos y el elefante.
  • El pavo de Russell.

Los cuentos son los siguientes:

Sobre la relatividad y forma parcial de ver las cosas

Un rey encargó a seis sabios dedicados al estudio, que le definieran lo que era un elefante. Al ser ciegos, decidieron hacerlo mediante el tacto.

El primero al ir a tocar al elefante, se chocó contra su duro lomo y dijo: «¡Uff..!, pero si es como una pared».

El segundo se acercó y al tocar la trompa retorcida gritó: «¡Corred!, ¡es una serpiente!».

El tercero, tocó el colmillo y dijo: «Es agudo, redondo y liso, yo creo que el elefante es como una lanza».

El cuarto extendió su mano hasta la rodilla, tocó alrededor y exclamó: «Está claro, el elefante, es como el tronco de un árbol».

El quinto tocó la oscilante cola y dijo: «Todos estáis equivocados, el elefante es muy parecido a una soga»

El quinto, se acercó y se topó con una oreja, éste exclamó: «Aún el más ciego de los hombres se daría cuenta de que el elefante es como un abanico».

Los sabios se reunieron para poner en común sus conclusiones y explicarle al rey lo que era un elefante. Discutieron durante todo el día porque sus versiones eran tan diferentes  que en ningún momento se pusieron de acuerda. Parcialmente, estaban todos en lo cierto, pero ninguno se acercó mínimamente a definir en su conjunto lo que era un elefante.

¡Cada cual definió el conjunto global desde su visión parcial..! 

Sobre la falta de información y el hecho de inducir información hacia el futuro

Érase una vez un pavo que era muy feliz, éste pavo vivía en una granja muy tranquilo. Todos los días a las 9:00 de la mañana, venía el granjero y le daba de comer. Los domingos y días festivos a la misma hora, el granjero le ponía ración doble de comida.

Pasaban los días y las semanas, y el pavo esperaba concretamente que llegara el domingo, pues este día le caía siempre esa ración doble de comida.

El pavo pensó que era el animal más preciado  de la granja, ya que esas atenciones no las tenía el granjero con ningún animal más. Pensó que el granjero era realmente su amigo y de ese pensamiento dedujo que jamás le pasaría nada.

Una mañana, 25 de Diciembre el granjero fue a la misma hora de todos los días al sitio donde el pavo esperaba su comida. Sacó un cuchillo, lo mató, desplumó y lo metió en una cazuela.

Al pobre pavo no le dio tiempo de razonar que durante toda su vida estuvo equivocado respecto a sus previsiones.  

¡Indujo una conclusión falsa!

Induccion
El pavo de Russell

– ¿Entiendes ahora lo que te explicaba hace un momento? le preguntó Venancio a su nieta Saray.

– Abuelo, de mayor quiero dedicarme a entender el mundo!, aunque sea difícil, quiero hacer como tú, ayudar a otras personas a tomar buenas decisiones.

El cisne negro

Bien, llegados a este punto y después de ver los cuentos y explicaciones que Venancio le dio a su nieta Saray, podríamos reflexionar sobre el entendimiento del mundo y el poder de las previsiones.

Estábamos en que la complejidad genera incertidumbre, y de ahí la dificultad de, primero comprender el mundo, al menos en los términos Newtonianos, y segundo la dificultad de realizar previsiones que sean capaces de evitarnos grandes sorpresas.

Respecto a eso último comenzamos este artículo, y nos preguntábamos si Donald Trump podría ser  un cisne negro, pero ¿qué es eso del Cisne Negro?

La primera persona que habló de este concepto fue Nicolás Nassim Taleb, un ensayista y financiero libanés que desarrolló esta teoría, y escribió su famoso libro, en inglés The Black Swan.

En este libro Nassim Taleb definió el Cisne Negro como:

  • El suceso es una sorpresa (para el observador).
  • El suceso tiene un gran impacto.
  • Después de su primer registro, el suceso se racionaliza en retrospectiva, como si pudiera haber sido esperado.
Cisne Negro
Cisne Negro

Pero, ¿porqué nos genera tantos problemas y no somos capaces de poder prever esos sucesos?

En este caso nos pasa como al pavo de Russell, tendemos a generalizar a partir de datos específicos, no abarcamos el conjunto global de datos del mundo.

Por otra parte, proyectamos el futuro desde hechos pasados, e igualmente, no consideramos todos los posibles sucesos que podrían suceder.

Cuando se realizan previsiones o predicciones, lo único cierto es que no hay nada cierto de cara al  futuro, y que el pasado no explica el presente. Cuanto más complejo se hace el mundo, más Cisnes Negros aparecen, y más difíciles se nos hace poder predecirlos.

Teoría del Caos

Y, ¿respecto a la dificultad de comprender el mundo? La no linealidad de los fenómenos naturales y sociales genera complejidad.

Basándose en esta no linealidad del mundo se desarrolló la Teoría del Caos, si me permitís, a este respecto solo hablaré un par de párrafos ya que esta cuestión da para varios artículos, y quiera dejarlo para futuras entradas a este blog. Solo pretendo nombrarlo con el objeto de argumentar en la dificultad de realizar previsiones en un  mundo complejo.

Esta teoría se empezó a desarrollar cuando los investigadores de la atmósfera en sus previsiones del tiempo, se dieron cuenta de que un minúsculo cambio en las condiciones iniciales de sus ecuaciones, hacían que la previsión fuera completamente diferente a como sería sin ese minúsculo cambio.

De estas investigaciones surgió el llamado Efecto Mariposa. En este efecto se dice que el aleteo de una mariposa puede desencadenar un huracán en otra parte del mundo.

Concluyendo y lo dejo

Es definitiva, ¿es Donald Trump un Cisne Negro?, quizás no, o quien sabe lo que este hombre puede desencadenar. La verdad es que el mundo actual es altamente complejo.

En cualquier caso, aún debemos esperar, no conocemos las consecuencias de su mandato en la sociedad americana, así como la mundial, y por extensión en nuestras vidas.

Venancio, ¿qué hubiera dicho de este suceso?, ¿hubiera sido capaz de preverlo?

Cuanto más complejo se hace el mundo, más Cisnes Negros aparecen, y más difíciles se nos hace poder predecirlos.

Con esta cuestión os dejo, os espero próximamente!

 
Sobre LopdelPablo 25 Artículos
Mi nombre es Pablo López, soy consultor e ingeniero aeronáutico, mi vida profesional está dedicada al estudio, análisis y síntesis del complejo sistema de gestión de tráfico aéreo. En la actualidad ejerzo como inspector de aviación civil, así como formador y experto técnico evaluador de proyectos de I+D+i. Paralelamente, dedico mi tiempo a la conexión del cuerpo conceptual relativo a la visión sistémica y los sistemas complejos, con la gestión de la complejidad y su aplicación a las necesidades actuales en los diferentes ámbitos socio-técnicos.

Sé el primero en comentar

Me gustaría saber tu opinión. Deja un comentario