¿Sabes qué es la Simplicidad?

La simplicidad, ¿es un elemento contrapuesto a la complejidad?, ¿o es la otra cara de la misma moneda? Una reflexión sobre el significado de la simplicidad en los sistemas, así como de su significado congnitivo.

“Todo debería ser tan simple como sea posible, pero no más simple.”

Albert Einstein

Situando el contexto

El objeto de este artículo no es otro que el de realizar una breve reflexión sobre el concepto de simplicidad, intentar situarlo dentro de un significado sistémico, es decir, ver si es comprable al concepto de complejidad. Así mismo, relfexionar sobre el significado congnitivo que el ser humano tiene sobre la simplicidad de las cosas, y finalmente, hacernos la pregunta: ¿La simplcidad nos puede ayudar a gestionar la complejidad?

El título de este artículo se corresponde con el hecho de si conoces el significado de la simplicidad, pues bien, antes de seguir con el artículo voy a confesar algo, – yo no lo tengo muy claro!, es más, estoy preparando un libro, voy a dedicar un capítulo a la simplicidad, y no me atrevo a decir que sé lo que es!

¿Estás de broma?, dirá alguno de vosotros… algo tan simple como algo simple, ¿no sabes lo que es?

Y ahora digo yo: “algo tan simple como algo simple”, ¿no se te ocurre una mejor forma de definirlo?

Ante determinados conceptos, es común que, la gente cuando se le pregunta por alguna cuestión que no sabe responder con una clara definición dice:

Bueno... no sabría decir lo que es pero lo distingo y reconozco en cuanto lo veo

La cuestión sería, ¿alguien lo sabe?, ¿alguien le dedica esfuerzo a este concepto?, ¿a alguien le importa?, yo diría que en general poco, y en particular… si hablamos de “simplicidad cognitiva”, quizas algo más.

Creedme, y Google Trends lo puede confirmar. Usad este servicio de Google que se utiliza para ver el uso e interés de palabras clave y haced una búsqueda comparativa solo a nivel de España, del concepto “simplicidad” frente a por ejemplo “sexo” y comprobad el interés relativo que tienen los dos conceptos, ¿alguien tiene alguna duda del interés que despierta cada cuál?

Vale, vale… ya sé que los conceptos no son comparables, por eso muestro ahora el mismo ejercicio de hacer una comparativa del interés relativo de la busqueda de “simplicidad” frente a “complejidad”.

Aquí se comprueba que el interés en la simplicidad sigue siendo pequeño comparado a la complejidad.

Define la simplicidad

No obstante ¿porqué me empeño en hablar sobre algo que en principio, parece que no tiene interés para mucha gente, y ademas tampoco se sabe muy bien lo que es?

Porque creo que la simplicidad no es un concepto simple, y además es importante, la gente convive con muchas cosas importantes a las que no les presta atención alguna. Por otra parte, no es trivial definir la simplicidad, de hecho se me ocurre un juego, ¿porque no intentas definirla?

Hago un inciso que puede ayudar. Una de las definiciones que se manejan para la complejidad es la siguiente:

“La complejidad de un sistema es correspondiente a la cantidad de información necesaria para describirlo”

Una vez dicho esto, ¿podrías inventarte una definición para la simplicidad con menos de 15 palabras que son las que tiene la anterior definición?, y mira que 15 palabras son muchas…

Reconozco que a mí me resulta un reto difícil, todas las que se me ocurren, me salen del orden de 15 o más palabras. ¿Cómo es posible que necesite las mismas o más palabras para definir la simplicidad que las necesarias para definir la complejidad?

Con esta argumentación basada en la lógica que estoy proponiendo, me empiezan a surgir las sospechas de que la simplicidad, quizás no sea un concepto contrapuesto a la complejidad, si no más bien otra cara de la misma moneda… Sigamos!

Objeto/Producto Simple

Llegados hasta aquí me inclino a pensar que la simplicidad y la complejidad son matices del mismpo concepto. Por ejemplo, hablemos ahora de objetos aparentemente simples:

  1. Cuchara
  2. Lapicero
  3. Píldora anticonceptiva o medicinal

Supongo que no cabe duda alguna de la simplicidad y/o sencillez de estos objetos, ¿no?. La cuchara, objeto de una sola pieza; el lapicero, un palo de carbón; la píldora, una pequeña pieza cilíndrica. Son objetos que según su forma, diseño y uso son simples y fáciles de interaccionar con ellos.

Ahora bien, si ampliamos la lupa y miramos estos objetos en un contexto más amplio, en el contexto en el que la complejidad ya suele tomar sentido, es decir en el contexto sistémico, la simplicidad de los objetos cambia sustancialmente. Me explico:

  • La cuchara: Probablemente después del palo afilado en la punta (lanza), en el tiempo el segundo desarrollo tecnológico más relevante para el ser humano. Permitió y permite alimentarnos de guisos y comidas elaboradas con varios nutrientes. Históricamente, esto ha permitido un rápido desarrollo para el ser humano, no hace falta comentar las diferencias entre una sociedad mal o bien alimentada.
  • Lapicero: Un desarrollo tecnológico y proyector de ideas, que desde su aparente simplicidad ha permitido alcanzar, una de los mayores logros de la sociedad. El desarrollo de la escritura, las artes, la filosofía y las ciencias. A través de este simple objeto se ha conseguido proyectar y perpetuar todo nuestro logro intelectual, con las consecuencias que a día de hoya todos disfrutamos.
  • Pildora anticonceptiva: A pequeña escala el sumo de la simplicidad, mirando con un enfoque sistémico, ¿cuáles son las implicaciones y consecuencias de este objeto? consecuencias en el vida sexual de las parejas, en la vida personal de la mujer con capacidad de elección en su maternidad, y consecuencias a nivel demográfico.

Pues bien, ahora más que nunca se me difumina el concepto de simplicidad. Me pregunto ¿existe? Yo diría que a nivel objetivo, sistémico y global, la simplicidad como tal, tengo mis dudas de su existencia como concepto aislado y con entidad propia.

Depende también del nivel de enfoque, un palo de carbón aislado no es nada. Por otra parte, ese palo de carbón en el contexto que hemos hablado antes ha ayudado a desarrollar las matemáticas, por ejemplo.

Llegados hasta aquí en esta argumentación, me inclino a pensar que la simplicidad, situada ésta dentro de un sistema, está muy conectada con la complejidad…!  se podría decir que está integrada dentro del mismo concepto, solo que con matices de escala, todo ello dependiendo del enfoque y los límites del sistema a considerar:

SIMPLE —- COMPLEJO   distintos niveles del mismo sistema.

Percibe, maneja y construye mediante Simplicidad

Ahora bien, una vez que hemos hablado de la simplicidad a nivel global y de sistema… ¿cual es el sentido de la simplicidad para nosotros?

En realidad es una cuestión cognitiva, nos entra por los sentidos, la pensamos con nuestro cerebro, y tratamos con ella o con todo lo contrario a través de nuestras manos o nuestras herramientas. Con todo ello interpretamos, manipulamos, creamos, construimos y transformamos el entorno.

Los seres humanos tenemos unas limitaciones tanto motrices como intelectuales, y para tratar con nuestro entorno sí que tiene sentido el concepto de simplicidad. En definitiva, no ya ésta como una propiedad objetiva del sistema, sino como una cualidad que nos posibilita la creación, comprensión y la interacción con el entorno.

  • ¿Alguien se acuerda del Ipod? un éxito a todos los niveles. ¿A qué fue debido su éxito? Simple de usar.
  • ¿Alguien desconoce LEGO? estoy seguro de que no. ¿Qué ha hecho que sea un producto que todo el mundo tiene en su casa? Simple para crear.

La simplicidad tiene sentido no tanto en el Universo, sino en nuestro “universo congnitivo”.

Concluyo y termino

Finalmente, y en el marco de los argumentos que desarrollamos en este artículo, podríamos situar el concepto de “Simplicidad” como el ladrillo que nos permitirá construir, llegar, modificar y transformar.

Así mismo, me gustaría conectar todo sobre lo que estamos reflexionando aquí con la Gestión de la Complejidad.

Me explico, ¿qué tiene que ver la simplicidad cognitiva con gestionar la complejidad?. En mi opinión, nos aporta una poderosa herramienta…!

Simplicidad como una vía para la gestión de la complejidad: ¿Cómo me enfrento a la complejidad en mi organización?, por ejemplo, aplicando el principio de tanta simplicidad como sea posible.

  1. Diseña productos lo más simples posible, aunque funcionalmente completos.
  2. Genera procedimientos fáciles de comprender y seguir.
  3. Crea simples “ladrillos” que permitan la conectividad y la creatividad.
  4. Desarrolla estructuras donde la información fluya de la forma más simple y rápida posible.

Finalmente una sugerencia: De momento, una buena gestión de la complejidad podría venir por una buena gestión de la simplicidad…

Dentro de tu sistema, no reduzcas ni elimines la complejidad, simplemente… actúa simple!

“La simplicidad es la máxima sofisticación”

 Leonardo DaVinci

Reflexionando sobre el concepto de Simplicidad os dejo. Os espero próximamente!

Si te ha gustado lo que has leído compártelo en tus redes sociales, será de una gran ayuda. Si además quieres recibir las actualizaciones y otro material generado en Gestión Complejidad. Suscríbete al Blog!
 
Sobre LopdelPablo 30 Artículos
Mi nombre es Pablo López, soy consultor e ingeniero aeronáutico, mi vida profesional está dedicada al estudio, análisis y síntesis del complejo sistema de gestión de tráfico aéreo. En la actualidad ejerzo como inspector de aviación civil, así como formador y experto técnico evaluador de proyectos de I+D+i. Paralelamente, dedico mi tiempo a la conexión del cuerpo conceptual relativo a la visión sistémica y los sistemas complejos, con la gestión de la complejidad y su aplicación a las necesidades actuales en los diferentes ámbitos socio-técnicos.

Sé el primero en comentar

Me gustaría saber tu opinión. Deja un comentario