Emergencia y Auto-organización II: Inteligencia y cerebro

Si te ha gustado, compártelo...Share on Facebook3Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn12Email this to someone

Inteligencia como propiedad emergente de la complejidad del cerebro

Situando el contexto

Uno de los sistemas paradigmáticos al respecto de la complejidad es el cerebro. ¿Hay algún sistema en el que se perciba con tanta claridad una propiedad emergente como la inteligencia que emerge del cerebro?

Hay una expresión que me gusta mucho, no sé hasta qué punto la podría decir sin necesidad dedemostrarla. Dice lo siguiente:

El cerebro es la catedral de la complejidad

En este, espero que breve artículo, hablaré con algo de vértigo del cerebro, como un cúmulo de neuronas interconectadas y generadoras de inteligencia.

¿Cómo es posible que en alrededor de 2000 palabras surja un significado, una idea, o un contexto en el que se explique la conexión entre cerebro e inteligencia, o bien la emergencia de la inteligencia a partir del conjunto de neuronas?

Sinceramente, dudo que eso sea posible. Este artículo no es complejo y no tiene propiedades emergentes, además, mi osadía no llega a tanto.

Con toda humildad, la pretensión con este artículo es pensar en alto, reflexionar y con un poco de suerte situar un hilo conceptual que nos ayude, al menos a mí, a comprender un poco mejor esa conexión entre el entramado neuronal y finalmente de aquello en lo que se convierte, la emergencia de vida autónoma, consciencia e inteligencia.

Hagamos un pequeño ejercicio, os invito a un acto de introspección. Piensa cuántas de tus neuronas tienes el placer de conocer. Si no conocieras a ninguna, pide ayuda al neurobiólogo de la esquina, dile que se ponga en contacto con algunas de ellas y les pregunte de tu parte, si ellas saben quien eres tú.

La idea de este artículo es trabajar con la hipótesis negativa, es decir, que neuronas por una parte, y consciencia e inteligencia por otra, aunque estén intimanente relacionadas,  viven de espaldas entre ellas, es decir, que el día que se saluden es porque alguien las ha presentado.

Por otra parte, espero que el resultado de tu ejercicio no sea positivo, si así lo fuera, por favor envía un mensaje privado y no lo pongas en el hilo público de comentarios, me pondrías en un aprieto!

Una vez introducido el contxto, os diré que de mi biblioteca de cuentos tengo una historia que nos podría venir bien para seguir con el artículo, así que si si os parece bien os invito a que leamos un breve extracto…

Mariola Sanjurjo y su mecenazgo

En la meseta de un país mediterraneo existe un centro de investigación sobre complejidad (Instituto de Santa Phi), cuyo número “phi” es en honor al importante papel que dicho número juega en la complejidad de muchos procesos biológicos.

En este instituto se estudia la complejidad con un enfoque interdiscplinar y tranversal. El objeto de estudio son todos aquellos sistemas en los que el ser humano forma parte activa. Bien el sistema está centrado en él (aplicaciones biomédicas), o bien el ser humano forma parte del mismo como individuo (aplicaciones sociales).

Mariola Sanjurjo, filántropa y mecenas, es fundadora y directora del centro. La tarea de su vida, en la que se afana con fundadas esperanzas, es usar una fortuna heredada para ayudar al ser humano a comprenderse mejor.

Pretende con ello fomentar la investigación en sistemas complejos sociales y sociotécnicos.

Una de las líneas de investigación en la que Mariola tiene una especial dedicación es al estudio de la complejidad del ser humano con una perspectiva biomédica. Para ello supervisa personalmente la selección de proyectos que se ajusten a sus directrices.

En su última reunión para analizar propuestas, Mariola quedó cautivada por uno de los proyectos presentados. Su proponente era Aquilino Abad, un físico investigador especializado en redes complejas.

Durante la exposición del proyecto por parte de Aquilino, finalmente concluyó:

– Un artista dibuja la belleza. Yo soy físico, con este proyecto quiero dibujar la inteligencia.

– Bien – dijo Mariola- Nada más y nada menos… ¿no crees?

Apunta a Neptuno y con un poco de mala suerte igual llegas a Júpiter, apunta solo a la Luna y es probable que no salgas de la atmósfera – contestó Aquilino.

– Hablas con osadía, esa es buena aptitud para un explorador. Antes me comentabas sobre la consciencia como un propiedad emeregente de la complejidad del cerebro. ¿Y qué me dices de la inconsciencia?- volvió a preguntar Mariola.

¡Cierto! -prosiguió de nuevo Aquilino con complicidad- te planteo este proyecto como un viaje de exploración.

Entre la estructura de la neuronas y las propiedades emergentes de consciencia e inteligencia hay un largo camino que aún no se conoce. Las escalas miscroscópica y macroscópica están desconectadas, nadie sabe en qué punto de ese trayecto, nuestra red de materia se convierte en pensamientos y emociones.

Mi idea no es descifrar el enigma de la inteligencia, lo que propongo es dibujar un mapa de este viaje entre escalas. ¿Recuerdas la cita de Albert EIstein: “Si no puedo dibujarlo es que no lo entiendo”?

– Bien – terminó Mariola- Magallanes inició un viaje para el que no había cartografia en gran parte de su recorrido, y aún así lo terminó.

Tú propones ilustrar un gran viaje, entiendo… ¿Sabes? ¡tengo muchas ganas por saber cuáles son los colores de la inteligencia!

Aquilino, finalmente concluyó:

– Un artista dibuja la belleza. Yo soy físico, con este proyecto quiero dibujar la inteligencia.

Cerebro, esa extraordinaria estructura

En la historia de Mariola hemos visto que ella ha aceptado financiar el proyecto de Aquilino, una ambiciosa iniciativa para explorar la conexión entre la escala micro del cerebro, su estructura y neuronas, con la escala macro y la emergencia de propiedades tales como la consciencia y la inteligencia.

El objetivo del viaje era poder observar el momento y forma de esa emergencia, y después poder dibujarlo.

Pero ¿qué es el cerebro?, Robert Jastrow escribió “El Telar Mágico (El cerebro humano y las computadoras)”, Este libro, en mi opinión ya está superado, pero me parece muy interesante desde el punto de vista de la divulgación ya que conjuga evolución, la aparición de la inteligencia, el cerebro y el intento de replicar cerebro e inteligencia en las computadoras.

Me quedo con la definición de “Telar Mágico”, TELAR por la extraordinaria red entretejida de neuronas y conexiones que es el cerebro, y por otra parte, MÁGICO ya que todavía nos parecen mágicas multitud de funciones y propiedades que posee.

Tres datos:

  1. Según este interesante capítulo de Redes, “Cómo se conectan las neuronas”, se entrevista al neurocientífico Sebastian Seung. El número de neuronas del cerebro humano se estima en alrededor de 100.000 millones. Enlazo también una interesante charla TED de Sebastian sobre el Conectoma.
  2. ¿Para qué demonios necesita el cerebro tantísima energía?. Otro interesante artículo publicado en el diario El Mundo. En este articulo se entrevista a Alvaro Pascual-Leone, profesor de neurología en Harvard Medical School y éste cita que:El cerebro es aproximadamente un 2% del peso del cuerpo humano. Sin embargo, consume un 20% de la energía del organismo humano”. 
  3. El peso del cerebro humano es de solo 1,5 kg.

¿Qué os parecen estos datos? yo creo que estamos hablando de una superestructura en la que se cuecen muchas cosas…!

Inteligencia

Según los datos anteriores tenemos una estructura que acoje 100.000 millones de neuronas, que consume gran cantidad de energía y que pesa como máximo un kilo y medio.

El cerebro es el contenedor donde surgen la consciencia y la inteligencia, características que no solamente le dan al cuerpo vida autónoma, si no que lo convierten en individuo y le confieren proyección.

Por otra parte, el cerebro es el órgano que gestiona el funcionamiento del cuerpo en su conjunto, lo dota de vida autónoma.

Así mismo, el cerebro es el contenedor donde surgen la consciencia y la inteligencia, características que no solamente le dan al cuerpo vida autónoma, si no que lo convierten en individuo y le confieren proyección.

Al igual que con el cerebro, la pregunta de rigor sería, ¿qué es la inteligencia?. Interesante me parece el conjunto de accepciones que nos dicta la R.A.E, os pego un extracto de las mismas:

  1. f. Capacidad de entender o comprender.
  2. f. Capacidad de resolver problemas.
  3. f. Conocimiento, comprensión, acto de entender.
  4. f. Sentido en que se puede tomar un proposición, un dicho o una expresión.
  5. f. Habilidad, destreza y experiencia.
  6. f. Sustancia puramente espiritual.

Estupendo, ya tenemos una defincición. Quisiera referenciaros ahora un artículo publicado en la revista Investigación y Ciencia, de Jose Antonio Marina, que se llama “La inteligencia en el siglo XXI“. Hago un extracto del párrafo introductorio:

En un mundo tecnológicamente avanzado, la inteligencia despierta gran interés, incluso desde el punto de vista económico. La revista Forbes anuncia que el «cociente intelectual» va a ser el próximo negocio del billón de dólares; las empresas farmacéuticas trabajan para producir «potenciadores cerebrales» y se contempla la posibilidad de mejorar genéticamente la inteligencia.

Redes Complejas y Cerebro

Llegados a este punto quisiera hacer un apunte con los conceptos clave en este artículo, que me gustaría que quedaran claros desde el punto de vista de la complejdiad:

  • Inteligencia como característica emeregente en el cerebro.
  • Conexión entre escala micro (neuronas), y escala macro (inteligencia).
  • Redes complejas (Cerebro red de pequeño mundo).

De la multitud de enfoques y líneas de investigación a la hora de tratar, tanto el cerebro como la mente humana, existe una línea cuyo enfoque de aproximación está basado en las ciencias de la complejidad.

Mente y cerebro, contenido y contenedor forman parte de un mismo sistema complejo.

Aquilino Abad, físico especializado en redes complejas, basa su enfoque investigación en las ciencias de la complejdiad, y este es el que propone en su proyecto para “dibujar la inteligencia“.

Visualiza al cerebro y la mente como una red de redes superpuestas e interconectadas entre sí. La misma estructura estática sirve de base para una multitud de redes que evolucionan de forma dinámica a lo largo de los dos hemisferios del cerebro.

La teroría de redes complejas es una herramienta que se usa para acercarse a muchos sistemas complejos. Esta teoría permite en cierta medida cartografiarlos, ya que se basa fundamentalmente en el estudio de la estructura del sistema mediante grafos.

Investigadores del Centro de Tecnología Biomédica (CTB-UPM) afirman que: “La teoría de Redes Complejas ayuda a entender cómo funciona el cerebro“. Esta afirmación la hacen en el contexto de un trabajo publicado conjuntamente con colegas de Cambridge. Referencio el trabajo y a continuación extraigo un pequeño párrafo sobre el papel de las redes complejas en este sistema.

La teoría de las redes complejas (TRC) comprende una serie de herramientas metodológicas para el análisis de las propiedades topológicas y dinámicas de un conjunto de sistemas en interacción. Este es el paradigma de los sistemas complejos, donde la interacción entre sus elementos da lugar a fenómenos emergentes que no podrían explicarse mediante el análisis de sus componentes por separado.

Centro de Tecnología Biomédica

Hace unas semanas tuve la oportunidad de conocer la existencia del Centro de Tecnología Biomédica (CTB-UPM), un centro de investigación en el Campus de Montegancedo dependiente de la Universidad Politécnica de Madrid.

Tuve así mismo la oportunidad de hablar con personal del centro, y posteriormente de leer sobre sus actividades y líneas de investigación.

Aprovecho al final de este artículo para hacer mención a su extraordinario trabajo y hacer referencia a sus proyectos y líneas de investigación, concretamente aquellos relacionados con la complejidad del cerebro y por extensión del ser humano.

En este centro (CTB-UPM), entre otros, se afrontan varios retos sobre la complejdidad biomédica del ser humano. Todos ellos se enfocan con una perspectiva transversal y multidisciplinar. Recomiendo visionar este vídeo que os enlazo, donde se exponen los objetivos del centro, sus enfoques de trabajo, así como sus proyectos y líneas de investigación. En definitiva el aporte y el valor de su trabajo.

De especial interés en relación al tema que tratamos en este artículo, os menciono los siguientes laboratorios:

Concluyo y acabo

Como comenté al principio de este artículo:

Hablaré con algo de vértigo del cerebro, como un cúmulo de neuronas interconectadas y generadoras de inteligencia.

Bueno, en realidad, solo por hablar de estas cuestiones no da vértigo, aunque sí que sería pretencioso establecer ciertas conexiones, sobre todo después de ver la labor investigadora que se realiza en el CTB-UPM.

Espero haber conseguido una reflexión al respecto de la consciencia y la inteligencia como indicadores emergentes de un sistema tan complejo como el cerebro humano.

Leyendo sobre comportamientos emergentes, neuronas, inteligencia, complejidad cerebral y las actividades investigadoras del Centro de Tecnología Biomédica de la UPM os dejo. Os espero próximamente!

Si quieres enviar un feedback será bienvenido. Gracias!

 
Sobre LopdelPablo 22 Artículos
Mi nombre es Pablo López, soy consultor e ingeniero aeronáutico, mi vida profesional está dedicada al estudio, análisis y síntesis del complejo sistema de gestión de tráfico aéreo. En la actualidad ejerzo como inspector de aviación civil, así como formador y experto técnico evaluador de proyectos de I+D+i. Paralelamente, dedico mi tiempo a la conexión del cuerpo conceptual relativo a la visión sistémica y los sistemas complejos, con la gestión de la complejidad y su aplicación a las necesidades actuales en los diferentes ámbitos socio-técnicos.

Sé el primero en comentar

Me gustaría saber tu opinión. Deja un comentario