Un Arbol de Navidad en 2018 y prospera complejidad para 2019

El árbol, además de ser símbolo de la navidad, es un catalizador de complejidad. Desde GestionComplejidad se desean un año más una felices navidades y una buena entrada en el próximo año 2019.

Desde el inicio de este proyecto de “Gestioncomplejidad”, allá en abril del año 2016, y después de 30 artículos publicados, han pasado dos años. Estas serán las terceras navidades en las que voy a aprovechar para escribir un breve artículo cuyo objetivo será desear Feliz Navidad, unas felices fiestas, y una buena entrada en el próximo año 2019.

Me gustaría que el deseo de Feliz Navidad se haga extensivo a todo el mundo, creyentes, agnósticos, ateos, practicantes de cualquier religión o laicos. Desde mi punto de vista las navidades son algo que trasciende el hecho religioso, y va más hacia el hecho humano. Desde esta perspectiva os lanzo mis mejores deseos para estos días y el próximo año 2019.

En la variedad, variabilidad y diversidad por una parte, y en la conexión y comunicación entre todos los componentes de un sistema por otra, es donde reside la complejidad. Un mundo lleno de diversidad, de colores, de creencias y de diferentes culturas y enfoques… hacen un mundo, así de apasionademente complejo.

Una decisión

Bien, está muy bien lo de felicitar la Navidad desde este blog, pero solo con eso no se puede justificar escribir un artículo, para ello bastaría con un mensaje de twitter, ¿no?. ¿Qué podría escribir para justificarlo?

Los seres humanos, por el mero hecho de existir y además tener las capacidades que tenemos, modificamos los entornos que pisamos, o bien aquellos lugares donde nos establecemos con el objeto de adaptarlo a nuestas necesidades y nuestros gustos.

Hasta aquí todo bien, si fuéramos unos cientos o miles de personas, ¿verdad?… no unos miles de millones! concrétamente 7.500 milones!

Dicho esto, nuestra capacidad para modificar nuestro entorno, así como nuestro futuro es abrumadoramente importante, ¿no creeis?. No quiero ya, pensar en el criterio de cada uno de los 7.500 millones de seres humanos, todos ellos haciendo uso de su capacidad de influencia en un sentido u otro.

¡No voy a salvar el  mundo de una hipotética hecatombe, aunque sí puedo hacer cosas con las que ser coherente y sentirme mejor! me digo a menudo, así que ¡Habrá que ponerse manos a la obra..!

De esas reflexiones que mantenía anteriormente a 2016 surgió, por una parte este proyecto de GestionComplejidad, con el objeto de aportar reflexión sobre la visión sistémica y la complejidad del mundo. Es decir:

El compromiso de comprender para transmitir.

Por otra parte surgió la idea de plantar “elementos catalizadores de complejidad”.

¿Qué..? Sí, árboles!

Un árbol

Desde hace varios años, en casa compramos por Navidad, un árbol natural y enraizado, con el objeto de decorarlo en estas fechas, posteriormente plantarlo y cuidarlo para que sobreviva, y se una a la red natural en la que estamos envueltos.

Un sistema complejo como la Tierra, como nuestra sociedad, o nuestro entorno, además de variabilidad y conexiones, necesita un estado dinámico. Es decir, que tiene razón de ser y evoluciona en posiciones lejos del equilibrio termodinamico. Así que, aparte de darle sentido en el entorno familiar al hecho de la Navidad de una forma natural, le damos posteriormente una nueva vida para que se integre en el ciclo dinámico del que todos formamos.

En fin, queridos lectores, el que no se consuela, es porque no quiere. Pero, ¿qué aporta un árbol?

Principalmente y en mi opinión, plantar un árbol significa dejar un legado. Ya que un árbol, por ejemplo:

  • Absorbe CO2 de la atmósfera.
  • Aporta oxígeno a la atmósfera.
  • Tres árboles situados de forma estratégica alredededor de una casa conservan energía. Pueden recortar hasta en un 50 por ciento la necesidad de usar el aire acondicionado en el verano.
  • Los áboles ahorran agua. La sombra de los árboles disminuye la evaporación del agua del suelo que rodean.
  • Un árbol centenario es un testigo histórico de la evolución del entorno en el que vive.

No obstante a lo anterior, una de las cosas más importantes de las que representa un árbol, es que como ya dije anteriormente, es un catalizador de complejidad, entendiendo la complejidad en este caso como vida.

Los árboles son los nodos de la red compleja que es un bosque. Cada árbol da soporte a una biodiversidad, que haciendola extensiva es la que conforma los diferentes ecosistemas que nos acogen.

En definitiva, plantar un árbol significa dejar un legado!

Concluyo y termino

Una vez hemos hablado de la Navidad, del árbol de Navidad, y de la bondad de plantar árboles que nos ayuden a cuidar de nuestro entorno más inmediato, y no tan inmediato… Me gustaría proyectar este blog y el proyecto de GestionComplejidad en 2019.

Aunque sé que los enfoques aquí vertidos no son multitudinarios. Los temas tratados son de interés minoritario, estoy plenamente convencido de que son necesarios. Como dijo Stephen Hawking:

El siglo XXI será el siglo de las ciencias de la complejidad

Pensar los temas de los artículos, escribir los post y editarlos, leer y buscar información. Hablar con profesionales y docentes, concertar entrevistas para ir generando material en el que ir elaborando y recopilando, con toda humildad, conocimiento al respecto de la visión sistémica y holista del funcionamiento de nuestro mundo, es una tarea difícil, sobre todo si hay que compatibilizarla con mi otra vida profesional y familiar.

No obstante a todo esto, y como decía anteriormente, los humanos modificamos e influimos en nuestro entorno, así que he decidido utilizar mi pequeña capacidad de influencia en aportar reflexión sobre el mundo complejo en que vivimos.

Seguiré escribiendo pequeñas píldoras de reflexión sobre la complejidad y su gestión, las embotellaré y las lanzaré al ciberespacio con la esperanza de que alguna vez alguien las encuentre y les sirva como inspiración para seguir comprendiendo este apasionante mundo que nos rodea.

Reflexionando sobre el papel que juegan los “árboles y bosques” en nuestra vida os dejo. Feliz Navidad! Os espero en 2019!

Si te ha gustado lo que has leído compártelo en tus redes sociales, será de una gran ayuda. Si además quieres recibir las actualizaciones y otro material generado en Gestión Complejidad. Suscríbete al Blog!
 
Sobre LopdelPablo 31 Artículos
Mi nombre es Pablo López, soy consultor e ingeniero aeronáutico, mi vida profesional está dedicada al estudio, análisis y síntesis del complejo sistema de gestión de tráfico aéreo. En la actualidad ejerzo como inspector de aviación civil, así como formador y experto técnico evaluador de proyectos de I+D+i. Paralelamente, dedico mi tiempo a la conexión del cuerpo conceptual relativo a la visión sistémica y los sistemas complejos, con la gestión de la complejidad y su aplicación a las necesidades actuales en los diferentes ámbitos socio-técnicos.

Sé el primero en comentar

Me gustaría saber tu opinión. Deja un comentario